Taberna La Carmencita - Nuestros ecoproductores
15363
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15363,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Ecoproductores

Chencho, Guillermo, Rafael, Siete Valles de Montaña, María Jesús.

Estos son algunos de nuestros productores. Queremos ponerles nombre porque sin ellos no somos nada. Ellos son los verdaderos héroes del siglo XXI.

Chencho

En Polaciones, el valle más alto de Cantabria, donde discurre el río Nansa entre bosques vírgenes de robles centenarios y hayas, vive Chencho con su familia y siete mastines que defienden al rebaño del acecho de los lobos. Los corderos corren libres porque son ecológicos, sonríen y conservan un sabor que engancha. Viven en fincas ecológicas y en invierno pastan en los montes de Polaciones y en mayo, en prados a 1.500 y 2.000 metros de altura. Los corderos lechales se crían en libertad, junto a sus madres, que comen pasto ecológico y les dan de mamar hasta que termina el ciclo. Sin prisas. Hacen ejercicio de forma regular y florecen en La Carmencita.

Guillermo

Hacemos los huevos fritos con huevos ecológicos de gallinas felices que saben a los de antes. Guillermo, un veterinario reconvertido, tiene una granjita ecológica en Fuentemilanos, Segovia. Las gallinas pican entre membrillos, tiene paneles solares, un perro guardián que se llama Niebla y hasta la tinta que utilizan para imprimir es ecológica.

La lonja de Santander

Tenemos pescados San Martín de ciencia ficción y rapes alucinantes. El arte de la pesca requiere marineros con agallas y muchas horas de navegación, a veces peligrosas, entre rayos y centellas. Gonzalo se encarga de las compras y se levanta a las 6 de la mañana para ir a la lonja de Santander y seleccionar en persona el mejor pescado fresco. Lo de pujar es otra historia, pero siempre intentamos quedarnos lo mejor. Juanjo se lo lleva a Madrid en nuestra furgoneta refrigerada, y para la hora de comer ya está en la cocina como si en Madrid hubiese mar.

Rafael

“Yo de mayor quiero ser cabra bombero. Comerme todos los brezos, escajos y matorrales para que no se vuelvan a quemar. Alcanzar lugares donde las máquinas no pueden entrar”. Y, como agradecimiento a tal sacrificio, le compramos estas cabras heroicas a Rafael, que con su rebaño de 330 cabras que pasta en verano en el Puerto de Los Columbros ayuda a evitar que se vuelvan a quemar el equivalente a 7.000 campos de fútbol que ardieron en Cantabria en 2010. Y en el menú de La Carmencita, ¡no podía faltar!

María Jesús

María Jesús vive en un pueblo de San Pedro Romeral (Cantabria). Su pareja se quedó en paro y tenían vacas de leche, así que comenzaron a dedicarse en cuerpo y alma al oficio. En 2000 se cambiaron a ecológico convirtiéndose así en la primera quesería que lo hacía en toda la comunidad autónoma. Le llamaron la loca del pueblo, pero ella no cejó y siguió formándose en cursos y ferias. Ahora toda su familia rema en la misma dirección y por eso Los Tiemblos ha conseguido una gran fama nacional.

“Los problemas fueron muchos. Un solo productor de leche ecológica carecía de fuerza para comercializarla de manera rentable, por esto intenté ponerme en contacto con otros ganaderos en similares circunstancias para crear una cooperativa ecológica. Sin embargo, no encontré el interés necesario. Me encontraba sola con una producción de leche ecológica y sin posibilidades reales de comercialización. ¿Qué podía hacer ahora después de tantas ilusiones y esfuerzo? Ahora que tenía una leche de alta calidad ecológica y no encontraba comprador que cubriese costes. ¿Cómo podía mantener la explotación ya de base desfavorecida y poco rentable? Estos meses fueron muy duros y la economía familiar se resintió pues la ganadería no cubría costes y la leche se perdía”, cuenta María Jesús. Fue en ese momento cuando, además de la leche, empezó a fabricar el queso: “Hoy soy la cabeza de familia y juntos conseguiremos, gracias a la iniciativa Los Tiemblos, mantenernos firmes en este escondido lugar de Cantabria”.

Siete Valles de Montaña

No haríamos escalopes de ternera ecológica, rellenos con jamón serrano y queso pasiego de nata, tan gozosos y sabrosos si no fuera por Siete Valles de Montaña, la primera cooperativa de ganaderos ecológicos de Cantabria de la que formamos parte como socios colaboradores. Siempre que se presenta la ocasión les damos las gracias y os animamos a que les escuchéis porque su forma de trabajar y su espíritu son realmente inspiradores. Entra a la página web y lee sus historias.

También queremos contaros quién es Conchi, la autora de ecovaldeolea.blogspot.com Ella es una emprendedora de los pies a la cabeza y una gran comunicadora. Contamos con su carne ecológica y con su espíritu de superación.

¿Quiéres que ellos sean también tus proveedores?