Taberna La Carmencita - La segunda más antigua de Madrid
15255
home,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15255,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

¡Qué alegría, qué alboroto!

La Taberna La Carmencita, la segunda taberna más antigua de Madrid, ha vuelto para servirle. Abrimos de par en par los portones para recuperar ese aire de casa de comidas que tenía el local en 1854. Queremos que te sientas como en casa y que siempre haya algo rico para comer. Que desayunes con el sabor del Café Angélica, un café tostado por nosotros mismos, que compramos a países de Sudáfrica y Sudamérica a través del comercio justo. Ayúdanos a recuperar ese patrimonio de Madrid que son los vermús, los mejillones tigre, los negronis y personajes varios; almuerzos contemporáneos, cazuelitas de montaña, filetes rusos de ternera ecológica con una salsa rubia de mojar y mojar y huevos como los de antes, ecológicos y de yema esférica.

La Carmencita acoge a los locales y a los que vienen de fuera con más de 75 recetas de cocina tradicional entre taquitos de zancarrón guisados a fuego lento con ternera ecológica de la cooperativa cántabra Siete Valles de Montaña. Aquí se recena después de las funciones con taquitos de rape empanados con dos salsas de tomate picantón y alioli. Merienda con nosotros y nuestros croissants y cafés con leche ecológica de la Sierra de Madrid.

Libertad, no podría ser otra calle, ¿verdad?

Vivo en el número 16 de la calle de la Libertad. Por mis cristaleras he visto pasar revoluciones, he visto crecer barrios, he leído los versos de la generación del 27. He cerrado los portones para dar refugio a librepensadores. Desde 2013, he recuperado ese espíritu de casa de comidas de antaño que, sea la hora que sea, alimenta cuerpo y alma. Soy la taberna más castiza de Madrid, la segunda más antigua y, si algo he aprendido estos 150 años, es que los gatos son más de beber y cenar bajo la luna. Aquí se pueden escribir versos infinitos, odas al tomate y a la cebolla (las nanas ya están inventadas). Fui la preferida de Neruda, Alberti, Aleixandre y Miguel Hernández, y quiero seguir acogiendo poetas, artistas y escritores. Aquí todo es libertad.

desayunos con diamantes

No te pierdas los diamantes de La Carmencita: pan de harina ecológica de un molino de piedra de Zamora, mantequilla fresca de nuestros ganaderos de la Sierra de Madrid, queso de San Pedro del Romeral, miel de Patones, mermelada de Liébana, yogur artesano, zumo de naranjas de Valencia y Café Angélica, recién tostado de comercio justo. Si Audrey estuviera aquí, le invitaríamos a desayunar para que nos cantará Moon River.
descarga nuestros desayunos

brunch en fin de semana

Las paredes de La Carmencita van poco a poco cogiendo una pátina especial, a base de conversaciones, tertulias y risas entre zumos de naranja y frutos rojos, susurros mañaneros y huevos poché.
descarga el brunch

comida de taberna

Qué bien que existe una taberna original para hacer un alto en el camino, donde las mesas son de verdad y no de conglomerado; donde las rabas son de calamar de Santander y no anillas con el plastiquito. Aquí hacemos las croquetas con leche de vaca y no en polvo. Las luces son de un diseñador que vive de sus originales diseños y no de copiar.
descarga la carta
download the menu

el vermú

Recuperamos la hora del vermú que es la hora de picar y hablar por los codos y de la barra que formó parte de la inspiración de Miguel Hernández para escribir El rayo que no cesa. Y que no cesen las rabas, y las ganas, y los vinos Amontillados y Palo Cortado que nos recuerdan a la Gran Vía cuando el suelo era de arena.
descarga el aperitivo

vinos con alma y biodinámica

Las conversaciones se animan cuando la copa de vino calienta el alma. A veces hay que recorrer carreteras infinitas para encontrar el principio de las historias. Y sobre todo los finales. Nuestra carta de vinos es larga y muy buena, sabemos que no os hemos puesto nada fácil la decisión. Tomad asiento, esto lleva tiempo.
 descarga la carta

postres caseros

Hay días que empezaríamos por el final. Y volveríamos al principio solo para poder repetir el final. No estamos grabando un corto lleno de flashbacks, son nuestros postres caseros.
descarga los postres
download our desserts

¡vuelven las merendolas!

Con las merendolas de La Carmencita volverás a la infancia y a las tardes de batido y bocadillos de chorizo con mantequilla. Los deberes se manchaban de aceite y con la boca llena de pan con chocolate le confesabas a tu amigo/a que estabas por…
Te dejamos que nos copies las recetas de tostadas al horno con nata y azúcar. ¡Merendar aquí como hace años es fenomenal!
descarga las meriendas

cenas con nocturnidad y alevosía

Todos los gatos nocturnos del barrio, que se vengan a cenar a La Carmencita. Cena tarde, cuando salgas de la función, del prestreno, cuando hayas perdido la noción del tiempo. Celebra toda tu felicidad con un buen plato.
descarga la carta